miércoles, 19 de julio de 2017

ENCUENTRO ENTRE PERSONAS QUE TRABAJAN POR UN MISMO FIN: NUESTROS CHICOS.

Ayer vivimos un día especial y muy emotivo en nuestra Casa. Es un momento de encuentro y también de disfrute entre nosotros, entre los que vivimos el día a día dentro de este espacio.

Llegó el verano y con él el periodo vacacional y de descanso. Es cierto que esta Casa nunca se cierra, siempre está y sigue abierta como ocurre en casi todos los demás hogares, pero también es verdad que, en este tiempo, unos se van, otros vuelven y algunos están aquí en su sitio favorito, en el lugar en el que prefieren quedarse por diversos motivos que no voy a enumerar.
Hace ya algún tiempo decidí que era bueno y saludable hacer un encuentro entre nosotros, entre los que quieran o los que puedan.
Juntarnos en la pradera entorno a una mesa, chicos y profesionales, es muy gratificante y es una actitud que hace sumar los afectos y afianzar los lazos que nos unen, que dicho sea de paso, son muchos.
Es un acto que cuesta poco económicamente si lo comparo con el coste personal del que decide acompañar y estar en ese lugar en vez de pasarlo con su familia.
Por todo esto… GRACIAS profesionales de la Casa Grande. Gracias por “estar” siempre, gracias por vuestra implicación y colaboración, gracias por ser como sois con estas personas y gracias por sentir a esta Casa.
Siempre diré que lo mejor que hay en esta Institución son los profesionales. Es el mejor recurso para los chicos que están aquí. Es cierto que somos muchos los que formamos esta Casa, también es verdad que somos muy diferentes unos de otros, tampoco puedo obviar que unos se llevan mejor con otros y viceversa. No se trata de ser “amigos” (que también se hacen y aquí los hay), se trata de saber vivir y estar entre personas que pasamos mucho tiempo juntos y unidos por el mismo fin.
Vivir en comunidad tiene ventajas y también inconvenientes pero hay que vivir en paz, tranquilos y con sosiego. Pasamos ratos buenos, regulares y hasta malos, porque nuestro trabajo es duro, a veces hasta estresante, y por eso debemos buscar entre todos momentos que, aunque sean mínimos y pequeños, nos hagan sonreír y estrechar lazos. ¡Esos son los que de verdad valen y nunca se olvidan! Todo lo demás es efímero y no deja huella.
Yo solo deseo una cosa: puesto que todos nosotros tenemos y podemos trabajar para facilitar nuestra vida personal, ojalá seamos capaces de hacerlo con positividad, creyendo en que lo que hacemos es válido y necesario y sintiendo el orgullo y la satisfacción de pertenecer a una marca que, aunque pequeña en recursos, quiere y necesita estar al lado y junto a sus profesionales. No pretendo convencer a nadie de esto, simplemente es un deseo y una aspiración personal.
Con este motivo de estar juntos, hemos querido invitar y, así lo hemos hecho, a las asociaciones que han participado en nuestra ruta de senderismo: Asesca, Síndrome Down, Gotarrendura y Pronisa. Gracias a Down Ávila y a Asesca por querer estar con nosotros y entre nosotros. Lo pasamos muy bien y todos nuestros chicos disfrutaron muchísimo. Verles juntos es muy gratificante, son amigos que se encuentran y también personas que tienen el gusto de conocerse. Es abrirles a nuevas amistades y a nuevas experiencias. Está claro que son acciones que fortalecen sus vidas y les saca de la monotonía del día a día.
Somos entidades que surgimos hace ya muchísimos años para cubrir una demanda que existía y que nadie atendía. Nadie va a venir ahora a ponernos ruedas en nuestro camino, diciéndonos que esto no vale y que no sabemos ni lo hacemos bien. ¡Hay tantos intereses creados en esta tarea! Pero está claro que no ofende quien quiere sino quien puede y sabe lo que significa la palabra ÍNTEGRO y HONESTO. Tener una capacidad diferente es especial y muy sensible pero no por y para quien lo tiene… ¡No!, no es por esto, lo es por la sociedad que rodea a estas personas, por esa sociedad que de verdad no quiere ver lo que hay y cómo solucionarlo… Pero hoy no toca hablar más de esto.
En fin… fue una jornada maravillosa y muy hermosa que prometo volveremos a repetir. Fue un gran rato de convivencia entre personas que se respetan y se tienen hasta afecto. También quiero dar las gracias a nuestro gran embajador, D. Gonzalo González de Vega, que como siempre ha estado con nosotros, pero lo que es más importante, vive nuestra vida y participa de nuestras cosas que ya las ha hecho suyas. ¡El, si que entiende lo que es el servicio a los demás y lo hace con educación y una elegancia exquisita, GRACIAS!
A Asesca y a Síndrome de Down, gracias por vuestra compañía, y a vosotros profesionales de esta Casa, deciros que sois muy importantes para esta Institución y que desde esta dirección se os quiere y respeta.
¡Feliz descanso estival!

miércoles, 21 de junio de 2017

TERCER CAMINO POR LA INCLUSIÓN




¿Cuánto tiempo cuesta preparar un evento para que salga bien? Podría decir muchas horas, días y, aún así, nunca sería la respuesta adecuada. ¿Son algunos meses? ¡Pues si! Es mucho tiempo de dedicación y mucho más de responsabilidad. ¿Lo organiza una persona sola? ¡Pues no! Los grandes eventos no son de uno, sino que son de muchos. Si no fuera así no sería posible. Es cierto que una persona coordina las acciones y delega en la organización. Dicen que los triunfos son de muchos y las derrotas tienen nombre.

Hace varios años se pensó y organizó esta actividad con el único fin de hacer más grandes, fuertes y seguros a nuestros chicos. Fue otra de las muchas formas que tiene La Casa Grande de hacerles visibles y de hacerles creer en ellos mismos a través de sus propias fortalezas. Es verdad que Sonia Abad es la coordinadora de esta actividad, pero sin la colaboración y ayuda que tiene por parte de algunas personas de esta institución, nada sería posible ni fácil de llevar a cabo.

Puedo y debo agradecer la ayuda de varias organizaciones y de personas individuales, tales como la Diputación de Ávila, en concreto Beatriz Díaz Morueco, Rafael Pérez y Ángel Jiménez. Gracias al alcalde de Piedrahita, Federico Martín, y al alcalde de Santa María del Berrocal, José Reviriego, por toda la hospitalidad y ayuda de infraestructuras que han tenido a su alcance todos estos caminantes. Gracias a los alcaldes y vecinos de todas las localidades de paso, al párroco de Santa María del Berrocal, D. Emilio García, al grupo Almanzor por apoyarnos y darnos ánimo en este proyecto.

También mi gratitud al presidente de Cruz Roja, D. Gonzalo González de Vega, por tener y dejar a nuestro servicio a esta organización tan humana, grande y solidaria como es Cruz Roja. ¡Siempre pendiente, dando ánimos y curando alguna que otra herida con todo el cariño del mundo! ¡Cruz Roja, qué grande eres!

Finalmente todo nuestro agradecimiento a nuestro alcalde, el de nuestro pueblo, Martiherrero, gracias José Luis del Nogal por querernos, creer en nuestros chicos, sentirte orgulloso de esta Casa y por estar siempre ahí, a nuestro lado. Y sé que está a nuestro lado porque se ha preocupado de entrar mucho y conocernos. ¡Gracias José Luis!

Una vez mostrados mis agradecimientos a todos los que habéis hecho posible esta aventura, ahora toca hablar de los protagonistas, de vosotros, nuestros chicos, los protagonistas, los héroes de este camino ¡Sois fantásticos y maravillosos!

Fantásticos porque a veces no parecéis de este planeta. Os esforzáis sin quejaros, incluso aunque a veces duela el cuerpo. Conseguís retos y hazañas y no lo dais ninguna importancia. Cuando la sociedad os visibiliza decidís continuar siendo como sois, humildes, trasparentes, generosos y humanos. No os gustan las ostentaciones porque no sabéis ni siquiera de qué va eso. Sois como sois y punto.

Y además sois maravillosos porque “sabéis estar”, aunque lo hayáis aprendido tarde. Os comportáis de manera exquisita, aunque pocos os crean capaces de esa actitud. Y además de todo esto, ni protestáis ni os aburrís y, por supuesto, como tenéis tantas ganas de progresar (que no de destacar) ni os cansáis aunque estéis agotados. ¡Que grandes sois!

Habéis sabido ser muy buenos anfitriones para con otras asociaciones que han estado algún día de camino con vosotros. Ha estado bien porque así habéis compartido experiencias con otros. Gracias a Asesca, Down, Gotarrendura y Pronisa.

Por último, y para terminar, tengo que hablar por obligación, pero sobre todo por devoción, de un grupo extraordinario, singulares por su forma de ser y grandes por su actitud ante todo y ante todos: los profesionales de La Casa Grande, que son los magníficos compañeros de viaje de estos chicos en sus largas aventuras. Algo debe de tener esta Casa para que un grupo tan numeroso se preste de manera voluntaria, y sin nada a cambio, para que estos chicos conozcan lugares diferentes y vivan experiencias inolvidables.

Cuando digo que los triunfos de esta Casa los hacemos entre todos, es cierto..., cuando digo que las familias son muy importantes en la vida de estas personas, también es cierto y, por último, quiero decir, sin ofender a nadie, que lo que hacen los profesionales de esta Casa por los chicos, por esos chicos que son muy suyos, tiene muchísimo más valor, que lo que hacen sus familias. Estas tienen obligación y las personas que les atienden lo hacen por devoción, por eso lo que hacen voluntariamente por todos ellos, permítaseme que diga que tiene un valor infinito y demuestra mucha grandeza. ¡Bravo por vosotros y por lo que hacéis! Yo, personalmente, os digo GRACIAS.








lunes, 12 de junio de 2017

2017: DÍA DE LA CASA GRANDE



He dejado pasar más de 24 horas para escribir lo que voy a hacer en este momento. Necesitaba que mi cabeza se asentara y terminara de colocar en su sitio todo lo sucedido el jueves día 8 de junio. Lo podría definir como un día tranquilo y lleno de paz, aún dentro de la vorágine que produce todo lo que se está viviendo en esta Casa desde hace tres meses más o menos.

El día amaneció espléndido, lleno de sol y de luz, ¡Menos mal!. Últimamente no es lo normal para nuestro día. Después de tres años hemos conseguido desarrollar todos los actos en nuestros maravillosos jardines, y... ¡cambia tanto la imagen así!

Este año esperábamos muchísimas personas y así ha sido. Nos han acompañado muchos amigos, muchas personas vinculadas con esta Casa por diferentes motivos.

Reunir casi a 500 personas en este entorno, requiere mucha infraestructura y también mano de obra. Afortunadamente contábamos con ambas cosas, gracias a las personas de mantenimiento de esta Casa y también, hay que decirlo, gracias a los Ayuntamientos de La Colilla y Martiherrero.

Este año teníamos que “juntarnos”, teníamos que vernos todos porque había motivo especial que obligaba a ello. No siempre toca decir adiós a una persona de esta Casa, no siempre toca cerrar etapas de esta institución y porque, además, es la primera vez que a un director general de esta Casa le nombran obispo.

La Eucaristía estuvo presidida, como siempre, por nuestro querido Obispo, acompañado de sacerdotes vinculados a nosotros por lazos fuertes: D. Isidoro, D. José Manuel Sánchez Caro, el padre Pedro y José Luis Retana. Después comenzó un acto institucional emotivo y sencillo.

Queríamos rendir un pequeño homenaje a quien, durante 15 años, ha estado al frente de esta entidad. Ha sido emotivo, sencillo y lleno de mucho sentimiento. Chicos y trabajadores han querido demostrar públicamente las sensaciones y los recuerdos que tienen hacia José Luis Retana. ¡Con sus palabras lo han conseguido! Era justo hacer este acto; a las personas hay que decirles adiós verbalizando y demostrándoles lo que dejan y queda cuando, por diversas circunstancias, nos dicen adiós. ¡Cuánto ha aprendido de humanidad Retana con su paso por esta Casa!

Algunos aquí hemos descubierto y conocido al auténtico Retana, al que aunque muchos dicen conocer no es así. Para conocerle bien hay que tratarle mucho, porque si no es imposible ahondar en su interior. En esta Casa ha sido muy auténtico, ha sido él, porque aquí venía a su “casa”, a la que él ha contribuido a construir, al lugar en el que sus interlocutores son auténticos, nobles, sin dobleces y con necesidad de ser admirados y escuchados. Retana sintonizó con ellos siempre, que nadie lo ponga en duda. Ha sido una relación auténticamente mágica, por eso digo siempre que duele que se rompa.

Ha sido un acto lleno de palabras, de música y también de emociones y lágrimas. Después, como siempre, vino la demostración de los logros alcanzados, del “trabajo” realizado durante todo un año y que afianza la situación personal de los que viven aquí. Demuestran sus capacidades y habilidades a una sociedad marcada absolutamente por el trabajo que conlleva una remuneración económica. Lo demás cuenta mucho menos, aunque el esfuerzo sea similar o superior a otros modelos de trabajo. Aquí queremos demostrar que esto no es así, que “vivir” es un acto más simple que lo que lo está convirtiendo esta sociedad que a veces no sabe hacia donde va.

En fin, un acto bonito, llevado a cabo por gente especial y maravillosa.

Después vino nuestra conocidísima “paella”, la que une en torno a una pradera a muchas personas con vidas y estilos diferentes, pero con una cosa en común: La Casa Grande. Aún recuerdo cuando hace 15 años le propuse a Retana crear este día junto a una paella. Nadie lo hacía, ninguna entidad lo tenía, no sé si porque no lo necesitaban o porque no creían en este acto como modelo de “juntar y hermanar”. Nosotros sí pensamos que no solo era bueno para esta Casa, además lo necesitábamos. Y lo pusimos en marcha; juntamos a todas las entidades de Ávila, con chicos y dirigentes, en esta pradera y resultó positivo y gratificante. También nos acompañaron nuestras familias con su actitud de integrarse en esta Institución y, como no, también está los profesionales (los que quieren y pueden) apoyando con su presencia la realización de este evento.

Ha sido un día mágico, dentro de una situación especial, que finalizó con bailes y música que ha conseguido minimizar la pena y el dolor que produce la ausencia física.

Por último para mí también ha sido una jornada especial. Alguien ha querido y decidido que yo, Pura Alarcón, sea la persona que asuma el puesto de José Luis Retana. Coger la Dirección General de esta Institución es un honor y a la vez una gran responsabilidad. Lo asumo con respeto y humildad. La ilusión la tengo desde hace 17 años y el trabajo lo conozco y, sobre todo, estoy acompañada de 100 profesionales que perseguimos los mismos ideales. 
¡Gracias a todos!



Ah! Dentro de un año nos encontraremos de nuevo, no tengan ninguna duda, pero mientras tanto, continuemos trabajando cada uno de nosotros en la tarea que tenemos asignada. ¡Ojalá sepamos hacerlo!.

lunes, 5 de junio de 2017

CONFAE y el premio Responsabilidad Social



A lo largo del año van pasando los días y aunque a simple vista parecen iguales y muchas veces llenos de monotonía, todo cambia con una llamada de teléfono.



Esta noticia te hace pensar en un momento en varios tiempos: pasado, presente y futuro. Piensas en las personas que pensaron este proyecto, y en los que a través de años lo plasmaron. Piensas en el presente que vive la Institución y en cómo se están haciendo las cosas y piensas en el futuro que quieres para esta Casa, para estas personas que la habitan, tanto chicos como profesionales.



Después cuando llega la calma, es el momento de analizar la situación y la importancia del reconocimiento con el premio. Entonces te das cuenta de que te llega oxígeno nuevo para seguir con fuerzas y poder llevar a cabo esta particular e ingente tarea.



Alguien se preguntará cuál es el significado de estas dos palabras por las que te premian. Pues bien…la responsabilidad social es el compromiso, la carga, u obligación de los miembros de una sociedad ya sea como individuos o como miembros de algún grupo, tanto entre sí como para la sociedad en su conjunto.



Este concepto estaría estrechamente relacionado con la ética y la moral, dado que las decisiones que se toman tienen consecuencias sobre los demás y hay que desarrollar una conciencia de conjunto.



Siempre digo y diré que esta Institución ha tenido un compromiso de servicio fundamental y extraordinario. Cuando nadie, ni público ni privado, lo hacía…el Centro de Educación Especial Santa Teresa de Martiherrero (La Casa Grande) lo hizo. No sé si bien o regular o incluso mal…pero lo HIZO y ya la acción de hacer algo es de descubrirse ante los que lo acometieron como suyo.



Hasta aquí todo parece o indica normalidad, lo sorprendente y extraño es que una marca, CONFAE, que representa al empresariado abulense, defendiendo los derechos e intereses generales de los empresarios autónomos, se haya fijado en una empresa que nada tiene que ver con una de sus empresas al uso.



Somos una empresa especial, atípica, en la que no priman las cuentas de resultados. Para nosotros lo único que prima es la calidad de vida de personas que quieren estar incluidas con derechos y deberes en una sociedad que no se lo pone fácil, porque a veces ni siquiera les permite entrar en su propia estructura.



Gracias CONFAE por este reconocimiento a una empresa grande en valores y pequeña en recursos, grande en personas y pequeña en clientes, grande en objetivos soñados y pequeña en sueños obtenidos, grande en querer conciliar lo profesional y familiar de sus profesionales y, esta vez también es grande en el sentimiento de pertenencia a una marca que tienen y  demuestran sus trabajadores.



Su reconocimiento a nosotros nos da fuerza para conseguir nuestras metas y a ustedes les da reputación y les hace ser mejores.



¡Ha sido todo un placer, gracias infinitas!

lunes, 22 de mayo de 2017

Clausura III Certamen Casa Grande



Clausura III Certamen de Teatro La Casa Grande de Martiherrero.

Ha pasado una semana desde que La Casa Grande levantó el telón de su escenario para vivir intensa y extensamente todo lo que ha acontecido en ese salón polivalente donde se representaron 14 obras por 192 actores, acompañados de más de mil  espectadores que han querido sentir y observar de cerca las maravillas que el arte del teatro es capaz de lograr. El objetivo principal y primordial está conseguido: LA INCLUSIÓN. Es magnífico contemplar cómo personas con capacidades diferentes se mezcla e interactúan junto a actores principales y secundarios que nada tienen, o mejor dicho tenían, que ver con este mundo lleno de obstáculos y privaciones.

Este III Certamen ha tenido dos características fundamentales: una, cada vez se abre más a la sociedad. Empezó siendo un certamen abulense y este año podemos hablar de certamen nacional por la procedencia de los grupos participantes. Han actuado catorce grupos que han sabido representar obras emotivas, sensibles, algunas llenas de realismo, otras con mucho humor y visceralidad y otras más, enfocadas a hacer soñar y creer en un mundo mejor.

A todas ellas las une un elemento: están dirigidas por grandes personas que, aunque no todos, sean directores conocidos, saben dirigir a un grupo de personas que son capaces de introducir al público en un plano diferente al que tienen asignado en el presente en el que viven. Estos directores tienen mucho mérito porque crean y enseñan con muy pocas herramientas y sin apenas recursos y, aún así, son capaces de crear situaciones mágicas a través del arte del teatro, pero ARTE con mayúsculas.

Gracias a los cientos de espectadores que han visitado estos días La Casa Grande. Gracias por compartir su tiempo con nosotros, gracias por hacer que este certamen crezca con fuerza y vaya teniendo raíces profundas, aunque aún sean pequeñas.

Gracias a todas las personas que están detrás del escenario, que no se les ve pero que, sin ellas, no sería posible llevar a cabo esta maravillosa experiencia. Crear personajes con alma en poco tiempo y sin apenas recursos..., requiere de una inmensa imaginación y doy fe de que en este certamen se ha conseguido.

Este evento está lleno de buena voluntad por parte de muchas personas, valga como ejemplo el jurado con el que hemos contado. Actores y actrices y personas anónimas y amantes del teatro que a cambio de nada están durante una semana en esta casa valorando,todo lo que ven y observan. ¡Gracias por la dignidad y profesionalidad con la que realizan esta tarea!

Cada año tratamos de hacerlo mejor, sobre todo lo que se refiere a infraestructura. Nos queda mucho por conseguir, pero hay mucha voluntad para llevarlo a cabo.

Este año la clausura ha sido espectacular y muy imaginativa gracias a dos mujeres jóvenes, muy activas, llenas de ingenio y capaces de conseguir mucho porque ellas lo dan todo: Las actrices, Ana Peinado y Magali Parra. A las dos os deseo mucho éxito en el mundo del teatro, que se que lo habéis elegido por vocación. Como personas ya nos habéis demostrado cómo sois: grandes y buenas, capaces de llevar sonrisas a caras serias que están marcadas por excesiva negatividad.
En fin... Se cierra el telón, se apagan las luces y, como ya dije en la clausura, parece que todo acabó, pero no, no es así. La Casa Grande de Martiherrero se queda impregnada con mucha fuerza de todo lo vivido en esta semana. La magia de cada personaje nos envuelve y penetra en el interior de las personas que viven aquí. Comienza una nueva etapa, la inclusión es posible, que nadie lo dude, tarda en conseguirse porque el camino es muy largo y muy duro. Todos tenemos que educarnos y formarnos para conseguirlo, pero no es imposible. Como muestra de ello, lo vivido en esta Casa en esta semana. Ha merecido la pena...

Señoras y Señores ya está en marcha la preparación del IV Certamen Nacional de Teatro La Casa Grande de Martiherrero. En un año volveremos a subir el telón y comenzará de nuevo... el TEATRO.

Pura Alarcón



PREMIOS JURADO OFICIAL 2017

III CERATMEN DE TEATRO NACIONAL LA CASA GRANDE DE MARTIHERRERO

TEMÁTICA JUVENIL

- Primer mejor grupo: Alonso de Madrigal (IES Alonso de Madrigal) "Es la Guerra"
- Segundo mejor grupo: Teatrando (IES Isabel de Castilla) "Sueños de psiquiátrico"
- Tercer mejor grupo: Atlas (IES Isabel de Castilla) "Maravillas Clown"
- Mejor Dirección: Pilar Rodríguez. Por ES LA GUERRA
- Mejor actor: Diego Soria ("Es la Guerra")
- Mejor actriz: Laura Corral ("Sueños de psiquiátrico")
- Mejor actor secundario: Pablo Piera. ("Sueños de psiquiátrico")
- Mejor actriz secundaria: Lucía Sansegundo ("Es la Guerra")
- Escenografía: La Casa Grande.
- Vestuario: desierto.

TEMÁTICA INFANTIL

Mejor actor.- Nacho Piera por su papel de Tuerto en Comedia de Borja
Mejor actriz.- Sara Gutiérrez y Eyre María González por sus papeles de Tomás y Tomasin en
el Oro de los Duendes.
Mejor vestuario.-Obra Comedia de Borja
Mejor obra.- El oro de los duendes del CEIP Santo Tomás
Segunda mejor obra.- Comedia de Borja del CEIP Santa Teresa
Tercera mejor obra.- El reino de Chin Chin del CEIP El pradillo
Mejor dirección.- Marta Rodríguez Caballero y Rodrigo Casillas

MENCIONES ESPECIALES DE JURADO.-

- Grupo FAEMA por mejor coreografía
- Temática de aventuras del grupo "Boogle"
-Agustin Valentin por su papel de portero y rey en la obra¨Cambio de planes"
- Patricia Gómez por su papel de limpieadora y bruja en la obra¨Cambio de planes"
-Leticia Zazo por su papel de soldado 8 en la obra “Es la guerra”
-Laura González por su papel de sodado 12 en la obra “Es la guerra”
- Rodrigo Quesada por su papel de Asley y más en la obra "Maravillas Clown".
- Carlos Santiago Martín por su papel de Picio en "Adiós a la Soltería"
- Lourdes Muñoz por su papel de Novia en "Adiós a la Soltería"
-Alejandro González por su papel de Señor 2 en "Adiós a la Soltería"
- Guión Original a la obra "La casa donde yo nací"; del grupo "Expres@rte"
- Fina Aroz por su papel de abuela en "La casa donde yo nací"
- Sara Amor por su papel de nieta en "La casa donde yo nací"
- Laura Corral de la obra Sueños de Psiquiátrico del grupo Teatrando.
- Andrea San Juan de la obra Sueños de Psiquiátrico del grupo Teatrando.
- Marina por su papel de Gato anciano en la obra "El gato y la luna"
- Mamen por su papel de Gato joven en la obra "El gato y la luna"
- Domi por su papel de luna en la obra "El gato y la luna"
- grupo Titiriprofes por su labor pedagógica de teatro.
- la Guardia real amarilla (Lucía Pere, Elsa Martinez, Alba Villaverde y Carmen Collazos) de la Obra El reino de Chin Chin.